Impresoras 3D

Encuentra en nuestra tienda online las mejores ofertas y la mayor variedad de opciones en impresoras 3D. Elige tu modelo con nosotros y compra con la seguridad de la tienda multinacional Amazon.

Ahora que la impresión 3D se está convirtiendo en algo habitual, muchos usuarios quieren hacerse con una de estas máquinas. Con productos que vienen en gran variedad de características y tamaños, cualquier diseño puede ser fácilmente creado simplemente cargando los diseños apropiados en la máquina.

Si quieres llevar tus proyectos e ideas del papel al volumen, no hay nada como una impresora 3D. El mercado ofrece cada vez más variedad de productos a precios atractivos, por lo que no será difícil encontrar la mejor impresora 3D para tus necesidades. Sólo tienes que tener claro lo que necesitas y elegir la opción que mejor se adapte a tu proyecto.

Guía de compra de impresoras 3D

 

Las impresoras 3D han pasado de ser casi un juguete a una herramienta versátil que puede crear fácilmente todo tipo de formas y objetos. Todo lo que tienes que hacer es diseñar lo que quieres crear en cualquier software compatible, cargar los planos e iniciar el proceso de impresión. Sin embargo, para que esto tenga éxito, debe hacerse con un producto de calidad, como los que encontrarás en nuestra guía de compra.

Complejidad de la impresora 3D

 

Al igual que ocurre con otros productos, en cualquier comparativa de impresoras 3D encontraremos opciones diseñadas para un nivel o habilidad diferente del usuario. Este aspecto se refiere tanto a la instalación de la propia impresora como a su uso. Por lo tanto, es importante tener en cuenta este aspecto para elegir una impresora que se adapte a nuestras habilidades y necesidades. Empecemos por las impresoras 3D para principiantes, que son las que tienen un sistema de configuración y funcionamiento sencillo y simplificado. Algunos incluso tienen ciertos asistentes en su interfaz que hacen más accesible todo el proceso de uso. Son más adecuados para los recién llegados a este mundo o los usuarios que no tienen necesidades de impresión complejas.

Por otro lado, hay productos más profesionales. Estas impresoras requieren más habilidad para montar e imprimir, pero lo cierto es que la posibilidad de crear formas complejas o personalizar el rendimiento merece la pena. Es cierto que hay una diferencia de coste entre una impresora 3D más compleja y una sencilla, pero estos extras merecen la pena para quienes saben utilizarlos.

Tamaño de la impresión 3D

 

Una vez decidido el nivel de uso, es el momento de evaluar el tamaño de impresión del producto que estamos considerando. A la hora de encontrar una buena impresora 3D asequible, es importante tener en cuenta qué queremos imprimir y cuánto espacio vamos a necesitar. A diferencia de una impresora tradicional, en el caso de la impresora 3D tenemos que evaluar tres parámetros para medir el espacio. En las especificaciones del producto, tenemos que buscar la altura, la anchura y la profundidad del área de impresión. Estos parámetros nos dan el volumen total de impresión de la máquina, dentro del cual podemos crear los diferentes objetos que tenemos en mente.

Las dimensiones de esta zona suelen ser de unos 20 a 25 centímetros en la base, generalmente cuadrada, con una altura de unos 25 a 30 centímetros. Es el modelo más común y versátil en cuanto a la selección de productos. Si este tamaño es demasiado grande para usted, hay alternativas más compactas con dimensiones de unos 10 centímetros en la base, en formato cuadrado, con una altura de unos 15 centímetros. Y si quiere diseñar a lo grande, algunos modelos tienen hasta 40 centímetros de base y altura, para que nada se interponga en sus planes.

Material impreso en 3D

 

Para concluir nuestros consejos, es hora de comprobar qué materiales de impresión utiliza el dispositivo que estás considerando. La mayoría de los productos del mercado imprimen en filamentos de plástico de varios tipos. Con estos modelos, es conveniente que el tipo de filamento que acepta la máquina sea lo más amplio posible para dar más versatilidad a la impresora. La otra gran tendencia la forman los modelos que trabajan con polimerización ligera. En este caso, se utilizan resinas en lugar de filamentos. El consumible se vierte en la cámara de impresión y se endurece mediante luz ultravioleta, ya que es un compuesto fotosensible. El resultado final suele ser mejor que el filamento, pero también es un material algo más caro.

En ambos casos, es importante comprobar tanto la compatibilidad con otros materiales como la cantidad de consumibles necesarios para la impresión. Muchas máquinas incorporan diferentes tecnologías para ahorrar materiales, lo que es bueno para nuestro bolsillo y el medio ambiente. También depende de la intensidad de uso de la máquina.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad